lunes, abril 23, 2018

IN .... ( Embriones )

Somos el reflejo del consumo.
Siempre lo he pensado.
Consumimos lo que quieren.
Comemos lo que nos anuncian, escuchamos lo que debemos oir, vemos lo que quieren que veamos.
En TV, en radio, revistas, periódicos.
Nos lo imponen.
Nos están engordando.
Quieren una sociedad a molde, a la sombra del pensamiento, de las ideas propias.
Creo que incentivan un modelo de ciudadanos para su beneficio, para tenernos en su mano, en sus garras, cabría decir.
Aquí va el groso.
Creando nueva vida, embriones.
Cultivan analfabetos, los potencian, los cuidan y lo celebran.
Gente que sin cultura, apenas leer y escribir, reciben el beneplácito de la sociedad.
El amén de esos mismo que nos imponen nuestra personalidad, su personalidad.
Tenemos una información, un ocio, creado para ignorantes.
Una vida para no pensar, para no leer, para no saber y tener juicio propio.
Todo ya pasteurizado, listo para tragar tras pasar por un aparato digestivo que lo ha dejado inocuo, sin sentimientos, sin ideas y sin aristas ningunas. Redondeado para su fácil ingesta.
Una TV donde predominan los programas donde nos sentamos, vemos y nos deja perplejos, y no precisamente del aporte cultural y mental.
Una parrilla donde abundan los éxitos de personas que, espero equivocarme, el único libro que han tocado ha sido el del manual de instrucciones del IPhone.
Les va bien así, son jóvenes y guapos, tienen dicho éxito.
Y al otro lado de la pantalla el alcahuete que se traga cada uno de los fotogramas, alimentándose, alimentando esa espiral cada vez con más radio.
Y sin darnos cuenta, son una gran mayoría, seremos parte de esa parte de la sociedad.
Pasmados, perplejos, abruptos, impasibles y receptivos de todo el ancho de banda que proyecta tal flujo de desinformación.

Permanezcamos atentos.

Si ante alguien, ante radio, revista y sobre todo al ver la televisión notas una bajada de pulsaciones a lo Indurain, sientes un " me dá igual tó " sumado a que casi ni respiras y aún así permaneces inmóvil, tienes poco muy poco tiempo.
Muévete.
Estás siendo inducido a la estupidez moderna. A pertenecer a una nueva raza.
La raza del hombre sin cultura, los nuevos IN...... ( añade lo que quieras, acertarás !!!! ).

domingo, abril 15, 2018

Se está perdiendo

En qué momento se nos quedó en el camino la educación y el respeto?.
Cuál fué el detonante para pensar en que el respeto y la cercanía no van de la mano?.
A mi parecer.
Creo que la educación, cívica como intelectual, y el respeto son fundamentales en una persona.
Siempre he pensado que donde se ponga un " Señora, señor, usted" y sus respectivos tratos que se quite lo demás.
Independientemente de la amistad, de la cercanía, de la edad, de la jerarquía, aplicable tanto a nuestra vida social como a la laboral.
No hay que prohibir el "tuteo", pero bien que habría que incentivar la cortesía que antaño bien vestía a una persona.
Dos caballeros hace décadas podrían estar maldiciéndose pero siempre tratándose de usted, hasta darian ganas de aplaudir. Quedaría hasta bonito.
Hasta en eso podríamos mejorar, porque siguiendo el mismo ejemplo, pierde mucha fuerza una discusión a viva voz y de una manera soez. Creo.
Llevo tiempo, y asentando en mis costumbres, el trato cortés, el saludo bien alto y las formas que, a mi parecer, no debieron perderse jamás.
Bien da éste post para mucho más.
Pero a usted le dejo el placer, y deber, de autocrítica.
Reescriba ésta publicación a su antojo.
Más sólo queda despedirme.
Buenas tardes !!!! ( Claro y nítido ).

domingo, abril 01, 2018

Desmemoria histórica

La historia olvida.
Golpea el tiempo y lo remata el propio país.
No quiero buscar culpables, que no se intuya nada de eso.
Sería un error por mi parte.
Primero porque no me siento capacitado de saber ni con ánimo de ofender.
Sirva este post simplemente para dar a conocer, por si sirve de algo, lo fácil que es " pasar a la historia " incluso habiéndola sido.
Ando documentándome para un proyecto que tengo en mente. Y bien que es sólo eso, un proyecto y de momento sólo en mi mente.
Sin entrar en detalles.
He tropezado con un pintor, español, pionero entre los grandes, pintor de cámara. Casi nada. Pero un fantasma hasta el momento.
Su nombre es, en presente, Antonio Del Rincón.


Poco se puede saber del artista, y desde casa la red no ayuda.

Tras leer un rato y buscar más a fondo me he tropezado con el mejor englose de información de Don Antonio.
Sirva mi homenaje de la única forma que tengo de honrarlo, sirva el post de una persona que quizás se sintió de mí misma forma. Se sintió triste e impotente, con ansias de patria y grandeza.
Sirva el dicho homenaje ...

www.herreracasado.com/1971/01/23/la-realidad-de-antonio-del-rincon/#comment-117619

Gracias HERRERA CASADO

sábado, marzo 31, 2018

Mente inquieta ?

Siempre me ha gustado leerme.
Ahora que ha pasado un tiempo, en algunas entradas años, quizás por esta lo hayan pasado también. Ahora que me leo.
Ahora que lees.
Siempre te ha gustado leerte.
Te das cuenta que no ha cambiado tanto tu forma de pensar.
Has vivido y sobrevivido a situaciones, imprevistos y nuevos estados en tu vida.
Sigues pensando igual a pesar de todo ello. Pero creo que sólo en tu persona sigues teniendo los mismos valores.
Valores que has ido acrecentando.
Las amistades, cada vez más escasas pero fuertes.
Las que has añadido, alguna de ellas laborales han propiciado y dado la razón a éste pensar.
Me hace feliz tal afirmación, yo soy el que lo afirmo y es fácil entonces llegar a esa conclusión.
Y a eso voy a una conclusión.
Nada efímera, sino resolutiva, contundente y salomónica.
Y ahí está la clave.
Porque leyéndome, me encomiendo al comienzo del presente post.
El buscar esa férrea conclusión me aterroriza y más aún me llena de rubor.
No me adulo, intento ser objetivo aunque yo no sea un tribunal justo.
Así que no me gustaría catalogar tal blog.
Dejémoslo en un espacio para plasmar mis inquietudes y pensamientos para mi propio deleite en el futuro, como mínimo.
Dejémoslo ahí, en nada efímero. Pero ambiguo.
No te maltrates lector, no te catalogues.
Haz como siempre déjalo ir.

En nueva vida ( Corazón abandonado )

Ni sé en lo que medir mi tiempo aquí.
Han sido muchos años, eso está claro.
Pero bien merecería hacerlo en segundos porque representaría mejor lo interminable que ha sido. Agónico.
Bien sé que han sido años.
Han pasado multitud de entradas de sol, mínimas a través de la cortina.
He podido memorizar ese haz de luz proyectado en el suelo, anteponiéndome hacia donde se va a dirigir a cada momento. Sabiendo su movimiento.
Pocas cosas más puedo decir de mi estancia.
Muy pocas veces se rompía el silencio.
Hasta hoy, mil vidas después pero hasta hoy.
Quizás lo inerte, quizás lo estático de la naturaleza, quizás sólo el polvo, habían intentado hacerme olvidar lo sentido, lo que puedo sentir.
Lo vuelvo a sentir, lo vuelvo a vivir.
Vuelvo a saltar, a subir y bajar, a volar.
Vuelvo a escuchar risas y lloros.
Que mil años dure, que mil vendrán más.
Ahora ese rayo de luz no va al suelo, ahora el sol se proyecta en mí.
Dentro de mí.